El genocidio educativo de la cuarentena argentina


Desde el 15 de marzo, a dos semanas del comienzo del ciclo lectivo, las clases presenciales de todos los niveles educativos se suspendieron permanentemente en todos los rincones del país. Recién en el mes de noviembre, consagrándose 9 meses desde entonces, las actividades comenzaron a volver con estrictos protocolos. Sin embargo, lo que para gran parte de la sociedad es una prioridad, e incluso un derecho humano, continúa postergado por la discrecional elección de un gobierno autoritario, en severa complicidad con los sindicatos que nuclean a los docentes en el ámbito público y privado. Los daños de un ciclo perdido para una generación de jóvenes son irreparables. ¿Cómo llegamos a esto? ¿Qué llevó al gobierno a convertir la cuarentena educativa de Argentina en la más extensa del mundo? ¿Qué modelo eligió el mundo a nivel educativo para enfrentar la pandemia? ¿Por qué los gremios del sector se quedaron de brazos cruzados y ahora están en contra de volver dar clases?


Los alumnos, que integran el rango etario casi sin víctimas por el COVID-19, y perdieron una etapa única e irrepetible de aprender y sociabilizar en el ámbito escolar en un período clave de sus vidas, merecen una explicación razonable en pos de identificar a los responsables de hacerlos víctimas de un genocidio educativo que merece ser juzgado. No está de más ofrecer un pantallazo de cómo llegó el sistema de enseñanza en el país antes de las medidas restrictivas, teniendo en cuenta que también el accionar del estado en la educación, en unión con los sindicatos, construyeron un modelo con resultados altamente preocupantes en cuanto a la calidad educativa, la deserción escolar y la pérdida de capital humano, que, en su conjunto, poco puede esperarse más que la condena de las posibilidades laborales de millones de jóvenes argentinos.


Para acceder a este informe, realizado por Carla Nicole Alegre Magliocco y Eliseo Bottini Antunez, hacé click aquí.






204 vistas0 comentarios

Buenos Aires - Argentina
contacto@ceeaxxi.org

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • YouTube
  • LinkedIn

Síguenos

CEEAXXI 2020 ©